Diseñando el futuro desde el emprendimiento: Start-up Challenge 2018

Culminó la primera fase del Start-up Challenge 2018, evento articulado por IBM Colombia, La Fundación Junior Achievement Colombia y la Secretaría de Desarrollo Económico de Bogotá que contó con la participación de los alumnos de los colegios Marruecos y Molinos, Silveria Espinosa de Rendón, Robert F. Kennedy, Domingo Faustino Sarmiento, Agustín Nieto Caballero, Institución Técnica Menorah, IED Juan Francisco Berbeo, Josemaría Escrivá, Colegio Nacional Diversificado, Colegios Fagua, Colegio Tíquiza, Colegio Fusca sede el Cerro, y Colegio José Joaquín Casas, Chía.

A medida que la tecnología avanza, muchos predicen que los desarrollos en inteligencia artificial harán que los empleos en numerosos sectores sean cada vez más obsoletos. Por el contrario, los avances tecnológicos crearán algunos roles que aún no existen. Además, un cambio de una economía basada en la fabricación a economías de servicio y conocimiento, significa un mayor énfasis en las habilidades interpersonales, como el pensamiento crítico y creativo, la resolución de problemas y las habilidades de negociación y organización.

Teniendo en cuenta los roles y cambios económicos tan drásticamente cambiantes, ¿cómo podemos equipar a los jóvenes de hoy con las habilidades del mañana?

Sobre este tipo de cuestionamientos gira programas como el Start-up Challenge, que busca, entre otros, un acercamiento a las formas en las que se escalan las ideas para que se conviertan en productos, tecnológicos útiles y rentables.

Cultivar una mentalidad innovadora

"El futuro del empleo: estrategias de empleo, habilidades y fuerza de trabajo para la Cuarta Revolución Industrial", cita un informe del Foro Económico Mundial, en el que se indica que hasta el 65% de los niños que ingresan a la escuela primaria hoy trabajarán en roles que actualmente no existen.

La presentación de jóvenes con innumerables oportunidades para explorar el espíritu empresarial es una forma de prepararlos para un futuro incierto. Un conjunto de habilidades emprendedoras incluye creatividad, la capacidad de solucionar problemas, colaborar y adaptarse o “mudarse” rápidamente.

Ser emprendedor significa ser hábil para pensar sin parar, planificar una variedad de posibles resultados y cultivar una mentalidad innovadora. Requiere que uno aborde los problemas y las nuevas situaciones con curiosidad, una mente abierta y una actitud positiva.

Habilidades emprendedoras para ser mejores ciudadanos

Incluso si un individuo decide no seguir el estilo de vida de un propietario de negocio, un conjunto fundamental de habilidades empresariales puede hacer que sean mejores empleados. Si los jóvenes están expuestos a valores y habilidades empresariales desde el principio de sus roles educativos, llevaran estas lecciones a sus primeros trabajos. Estas experiencias formativas no solo moldearán sus impresiones y opiniones sobre su capacidad de contribuir a la sociedad, sino que también les ayudarán a tomar decisiones informadas a medida que deciden sobre una carrera profesional. Incluir a los jóvenes de hoy en la fuerza de trabajo es esencial para la innovación y la creatividad, que se traduce en productividad y competitividad.

¿Dónde estaremos dentro de 150 años? Esperemos que contemos con una economía próspera y optimista sobre su futuro. Ser emprendedor significa estar preparados para cualquier cosa, y si "cualquier cosa" es sinónimo de incertidumbre, ajustarse al futuro será fácil.