Empezar a emprender desde chicos: Errar pronto, aprender de forma sólida y lograr ganancias a largo plazo

El espíritu empresarial nunca ha sido tan popular como lo es hoy, especialmente entre los jóvenes. Adolescentes de todo el mundo tienen ideas de negocios, Buscando tener éxito. Y deberían hacerlo: al comenzar temprano obtienen muchos beneficios:

Cuando los jóvenes fracasan, tienen mucho más tiempo para aprender y reiniciar de nuevo cualquier actividad, mientras que las personas de 40 años tienen menos expectativas de lograr un reinicio fresco y esto significa más posibilidades de tener éxito. Además, los jóvenes empresarios simplemente tienen menos responsabilidad, ya sean compromisos financieros como prestamos, la familia o hijos, y por lo tanto, es mucho más probable que asuman riesgos que finalmente los conduzcan a experiencias fructíferas.

De otro lado, los jóvenes de hoy crecieron con la tecnología: están por encima del promedio de adaptación o alfabetización tecnológica. El hecho de que la mayoría de los jóvenes emprendedores sean conocedores de la tecnología es una gran ventaja para ellos en este mundo empresarial. Del mismo modo, los jóvenes emprendedores aún no han establecido límites o convenciones, no saben lo que se supone y lo que se supone que no se debe hacer, lo que les da una ventaja de inventiva, pensamiento fuera de lo común, originalidad.

Ahora bien, los emprendedores jóvenes se definen como aquellos que ve un problema social en su comunidad y se le ocurre una nueva idea, método o negocio para responder a él. Pero la verdad, va mucho más allá que esto, pues su impacto es realmente importante y más significativo de lo que podemos imaginar.

Similar a un emprendedor de negocios, confía en su innovación y creatividad, y es impulsado por su voluntad de brindar soluciones, ya que permite la posibilidad de construir organizaciones fuertes y sostenibles, donde la misión se equipara en misma medida con las ganancias, buscando equilibrio entre los sectores.

Los jóvenes empresarios pueden contribuir al bienestar de una nación de varias maneras, mejorando las condiciones de vida de las personas:

  • Adoptar una misión para crear y mantener el valor social: como son empresas impulsadas por la misión, eligen un problema social apremiante y se encargan de abordarlo.
  • Reconocer y buscar nuevas oportunidades para cumplir esa misión: constantemente buscan oportunidades para desarrollar su empresa y aportar lo mejor para sus beneficiarios objetivo.
  • Introducir procesos de innovación, adaptación y aprendizaje continuo: la innovación es lo que impulsa a los emprendedores, ya que siempre deben adaptarse a las necesidades del mercado.
  • Actuar sin verse limitados por los recursos que se encuentran actualmente en la mano: como no retroceden cuando encuentran un obstáculo, trabajan con lo que tienen acceso mientras buscan nuevas formas de expandirse.

Hoy, mientras el mundo lucha con problemas como pobreza, violencia, cambio climático, salud y más, el emprendimiento está ganando popularidad e importancia, y necesitamos emprendedores que nos ayuden a encontrar nuevas maneras para la mejorar socialmente a medida que avanzamos.