Alfabetización financiera para jóvenes una necesidad crítica para el futuro

Se ha vuelto frecuente que la primera lección de presupuesto para un adolescente se produce después de que sus padres se sorprenden por la factura mensual del teléfono celular, momento en el cual se les otorgará un límite de datos y se les obligará a administrar su tiempo y uso del plan inalámbrico. Si esto suena familiar, los adultos deberían sacar su propia lección y despertar a la importancia de enseñar responsabilidad financiera a los jóvenes.

Todos sabemos que puede ser más fácil y más rápido destruir el crédito que construirlo. Cometer errores de presupuesto personal puede dañar el crédito y hacer que las personas sigan una trayectoria financiera descendente durante años. Por eso es importante que los adolescentes desarrollen habilidades financieras básicas como una base en la vida antes de obtener independencia financiera: cómo mantener una cuenta bancaria, manejar un crédito, conocer la diferencia entre una cuenta de ahorros y una corriente, así como calcular el interés bancario, por ejemplo.

Es fundamental que los educadores y los funcionarios exploren por igual los medios para integrar la educación financiera en los planes de estudio en días escolares. Sin embargo, esas lecciones deben comenzar en casa. Los padres pueden ser importantes líderes educativos al enseñarles a los niños habilidades monetarias y establecer metas de ahorro a largo plazo. De manera similar a como los padres enseñan a sus hijos a andar en bicicleta o leer, también pueden presentar herramientas para inculcar la educación financiera.

La educación financiera es el conocimiento y la comprensión de cómo funciona el dinero en el mundo. Enseña habilidades críticas a las personas sobre cómo tomar decisiones financieras informadas y efectivas basadas en sus recursos y circunstancias. Las consecuencias de no aprender a administrar y entender los conceptos financieros básicos pueden afectar gravemente la calidad de vida, perder ahorros u oportunidades de inversión o, lo que es peor, altas deudas, pérdidas financieras, quiebras y objetivos de vida incumplidos.

La Fundación Junior Achievement Colombia junto con Scotiabank en su trabajo de alfabetización financiera para jóvenes apoya al equipo del Colegio Robert F. Kennedy en la Regional Innovation Challenge de Scotiabank con su proyecto Edufinanzas con el que representan a Colombia.

27/05/2019