Habilidades digitales y emprendimiento juvenil: opciones para un mundo en crisis

La transformación digital se ha acelerado profundamente en los últimos 20 años. Sin embargo, en el África subsahariana, menos del 20 por ciento de la población tiene acceso a redes eléctricas que cuentan ya con un siglo de antigüedad. Lo contradictorio es que el 70 por ciento de sus habitantes tiene acceso a una red móvil digital.

Este crecimiento explosivo depende de la corriente casi constante de las nuevas tecnologías digitales de hoy en día que permiten a las personas comunicarse más rápido y a las organizaciones a funcionar de manera más inteligente y eficiente.

Las "habilidades digitales" son palabras de moda en boca de todos, pero ¿qué significa eso para los jóvenes de hoy, tanto en términos de oportunidades (formales como no formales) y el impacto que pueden tener?

Dado que el desempleo juvenil y la pobreza laboral afectan a cada dos de cada cinco mujeres y hombres jóvenes, es natural explorar cómo se puede aprovechar esta "cultura" a largo plazo.

No se trata tanto de que los jóvenes sean adictos a la tecnología, sino de cómo los jóvenes se adaptan a un mundo interconectado y cómo hacerlo con éxito.

Emprendimiento juvenil y el valor añadido de las habilidades digitales

Las habilidades digitales y de emprendimiento son en lo que los jóvenes deberían enfocarse para agregar valor a su entorno, a los empleadores y al mundo que los rodea, esto es algo que debe ser una proyección sobre la realidad.

Centrase en estas habilidades básicas permiten moverse con fluidez entre innovaciones de vanguardia como analítica digital, inteligencia artificial y robótica, pudiendo cambiar su propósito de generar ganancias, a oportunidades de cambio mundial explorando más específicamente las formas de utilizar la tecnología para escalar su impacto y contribuir a la mayor convocatoria mundial de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Un ejemplo brillante en el uso de estas habilidades es romper el problema de la identidad en un mundo, donde la migración es uno de nuestros mayores problemas recientes.

Comprender la transformación digital, nos ayuda a impulsar creaciones innovadoras para ofrecer soluciones que cambian el juego en organizaciones para desarrollar un sistema de identidad biométrica multimodal que proporciona a los refugiados un registro de identidad personal, sostiene Acnur.

También utilizamos algunas de las habilidades digitales para crear integración y análisis de datos en la nube.

Adaptándose al cambio en el mercado de hoy

Los jóvenes de hoy no solo necesitan habilidades en áreas de híper demanda, también necesitamos una mentalidad ágil y adaptable. El mundo está cambiando constantemente, y aprender a lidiar con un mercado cambiante mediante la innovación con nuevas tecnologías es una buena manera de entender cómo ser un empresario.

Los jóvenes trabajarán en una cultura de global, y adquirir una experiencia temprana sobre cómo adaptarse y "moverse con la corriente" asegurará que estén preparados adecuadamente para la economía del mañana. Debemos adaptarnos al mundo, cuyos desafíos solo son cada vez más complejos y separados ya que la vieja visión sobre que los “jóvenes son solo el futuro”, cambia a que construirán el camino que todos andamos.

En todo el mundo, los jóvenes conectados con un acceso sin precedentes a las redes y las tecnologías de la información están preparados para transformar la economía global del conocimiento desde abajo hacia arriba. Con nuevas ideas, nuevas formas de captar clientes, nuevas soluciones a problemas antiguos y nuevos modelos organizativos, negocios en mercados emergentes juveniles como India, Sudáfrica, Brasil, Filipinas, Nigeria, México, Indonesia, Colombia y Vietnam están cambiando sus futuros, y los nuestros, de todos depende que este impulso sea sostenible y se convierta en una salida a nuevos problemas que se revelan con mayor velocidad, por lo tanto requieren soluciones de impacto inmediato.

02/05/2019