Criterio digital: Salvando vidas de jóvenes en línea

La vida en línea se convirtió, además de una herramienta práctica, en un tamiz para determinar si estamos o no satisfechos con lo que somos en todo aspecto, presionando de forma no muy adecuada cambios en nuestro físico y en nuestra mente.

La Fundación Junior Achievement Colombia como embajador oficial para Colombia del programa de Inteligencia Digital del DQ Institute  ,quiere invitar a  niños y jóvenes entre 8 y 18 años a medir su inteligencia digital respecto a las siguientes habilidades:

(1) manejar el tiempo en la pantalla,

(2) manejar la privacidad,

(3) lidiar con el ciberacoso (“cyber-bullying”),

(4) la identidad del ciudadano digital,

(5) manejar la huella digital,

(6) manejar la ciber-seguridad,

(7) pensamiento crítico,

(8) empatía digital.

PARA REALIZAR LA PRUEBA EN COLOMBIA:

Imagen y percepción de lo que creemos que somos

Todos en algún momento reciente hemos sido parte o nos hemos tomado fotografías que al ser revisadas, de forma inmediata, rechazamos. No estamos de acuerdo con la postura que asumimos para la instantánea, no nos gusta el brillo de nuestra piel, la forma en la que sonreímos, etc., y de forma inmediata pedimos que se haga una nueva toma.

Esta reacción se nos hace natural y la defendemos, porque estamos en todo nuestro derecho de salir en una imagen bajo nuestros juicios de lo que creemos está bien.

Sin embargo, esto no es más que una forma de rechazo que elimina la imposibilidad de la imperfección tazada por nuestro criterio. Dicho de otra forma, no nos aceptamos como somos en todo momento, necesitamos construir momentos para ver la proyección adecuada de nuestra subjetividad ante el mundo.

Debido a este éxtasis de imágenes “perfectas”, alentadas por el uso excesivo de las redes sociales, los más jóvenes están perdiendo la capacidad de aceptar su imagen primaria de forma natural. Se están viendo avocados a la necesidad de lo artificial para encontrar una aprobación interna de lo que son para el mundo exterior.

Redes sociales y desórdenes alimenticios

Estos foros y la capacidad de influencia que tienen sobre los jóvenes están asociados también con las percepciones que tenemos de nuestro cuerpo y han ido aumentando las preocupaciones del manejo de la imagen y la alimentación.

Uno de los principales factores que ha ido incidiendo en este hecho es la creciente obsesión de exhibición y la promoción de modelos corporales delimitados por el consumo.

Las redes sociales son únicas ya que permiten a los individuos presentar las imágenes más atractivas de sí mismos y eliminar las imágenes que creen que son o no atractivas. Sin contar que se convirtieron en un foro popular para determinar la influencia de X o Y individuo y su influencia basada en la imagen corporal individual.

Esta sumatoria de factores ha hecho que los jóvenes quieran alterar sus comportamientos de alimentación para poder cambiar su apariencia y acceder a grupos marcados por ciertos modelos visuales, como sostienen varios estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud, la OCDE y el Banco Mundial.

La presión llega a tal grado que resulta casi imposible librar a un niño o a un joven de la presión social, incluso cuando estos se deciden por dejar de usar redes sociales o internet de forma continuada.

Criterio digital: Cinco minutos diarios

La definición de criterio en su acepción básica indica que es el juicio o decisión que se adopta sobre una cosa. Este juicio o decisión se toma en razón de un beneficio o un perjuicio. Es en este punto en el que debemos intervenir como padres e instituciones para regular el uso de las redes sociales y el Internet, pero no para censurar, para enseñar a decidir pensando en el momento y el en futuro.

“Solo bastan cinco minutos para cambiar una decisión que puede afectar el resto de la vida”, es la invitación que debemos hacerle a los más jóvenes antes de darle publicar un estado, un comentario o una imagen de sí mismos.

Lo hemos venido diciendo de forma sostenida durante nuestras más recientes publicaciones:

El contenido inapropiado e interacción abusiva con otros en las plataformas virtuales podría tener un efecto perjudicial sobre la salud mental de todos, pero con consecuencias irreversibles en los más jóvenes.  

Recomendaciones activas:

  • Reconozca las bondades de Internet en cuanto a creatividad y aprendizaje, no descalifique en razón de su temor.
  • Enseñe a desconectarse de forma propositiva invitando a realizar actividades o por qué no, aprender a manejar la falta de actividad con quietud relajante.
  • Desincentive el consumo de contenidos de forma pasiva.
  • Aliente la utilización de Internet de forma creativa: Cursos, herramientas que puedan ser usadas en un futuro.
  • Acompañe las actividades de forma propositiva no invasiva; explique, argumente y evite la agresión.

 

PARA REALIZAR LA PRUEBA EN COLOMBIA: